vehicle elèctric
21 mar.

Si has comprado un vehículo eléctrico, podrás reducirte a la renta

Desde el 30 de junio de 2023, se establecen dos deducciones nuevas en la declaración de la renta para promover la adquisición por parte de particulares de vehículos eléctricos. Te lo explicamos:

Deducción por la adquisición de vehículos eléctricos (enchufables):


• Se podrá deducir el 15% del valor de adquisición con base máxima de 20.000 euros.

• La base estará formada por el valor de adquisición y también podremos sumarle los gastos y tributos relacionados con la adquisición del vehículo.

• Deberá restarse de la base aquellas cantidades subvencionadas por un programa de ayuda, como por ejemplo el programa MOVE III.

• Cuando se haya adquirido el vehículo entre el 30 de junio de 2023 y el 31 de diciembre de 2024, podremos aplicar la deducción al ejercicio en el que se matricule el vehículo.

• En caso de que entre las fechas anteriores se realicen pagos a cuenta por una futura adquisición del vehículo, que represente como mínimo el 25% del valor final, la deducción se aplicará en ese ejercicio que se hayan pagado las cantidades a cuenta.


Deducción por instalación de infraestructura de recarga:

• Se podrá deducir el 15% de las cantidades satisfechas por la instalación de esta infraestructura en un inmueble de su propiedad. La base máxima de esa cantidad será de 4.000 euros.

• Las cantidades deberán haberse satisfecho en el período desde el 30 de junio de 2023 hasta el 31 de diciembre de 2024.

• La deducción se aplicará en el período impositivo en el que finalice la instalación. No podrá ser posterior a 2024.


Es importante que tengamos en cuenta que estas deducciones no se pueden aplicar a personas autónomas que afecten al vehículo a su actividad. En caso de que posteriormente se proceda a afectar al vehículo a una actividad, se perderá el derecho a la deducción practicada.

Además, es relevante destacar que estas deducciones para la compra de vehículos eléctricos y la instalación de la infraestructura de recarga también sirven como parte de una iniciativa más amplia para promover la movilidad sostenible y reducir las emisiones de gases efecto invernadero. Esto se alinea con las políticas públicas centradas en la transición hacia energías más limpias y vehículos más ecológicos. La creciente conciencia ambiental y los incentivos adicionales ofrecen a los consumidores más opciones para elegir vehículos eléctricos y contribuir a la protección del medio ambiente.


¿Necesitas más información? ¡Contacta con nosotros y resolveremos todas tus dudas!