Nuevas medidas de conciliación adoptadas para mejorar la vida laboral y familiar

Nuevas medidas de conciliación adoptadas para mejorar la vida laboral y familiar

Seguramente ya habéis oído que el pasado 30 de junio entraron en vigor nuevas medidas reguladas por el Real Decreto /2003, relativas a la conciliación de la vida familiar y de la vida profesional de los progenitores y los cuidadores.

Estos permisos permiten a los trabajadores y trabajadoras cuidar de sus familiares y garantizar un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal. A continuación, os detallamos las nuevas medidas:

1. Permisos por accidente o enfermedad grave: Se otorgan 5 días retribuidos para situaciones de accidente o enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización, pero que requieren reposo. Este permiso incluye familiares hasta segundo grado y convivientes.

2. Permisos por causas de fuerza mayor: Se conceden 4 días al año retribuidos por motivos familiares urgentes o imprevisibles. Este permiso se puede disfrutar por horas.

3. Permisos para cuidar de los hijos: Se establece una licencia no retribuida de 8 semanas hasta que el menor cumpla 8 años. Este permiso puede ser disfrutado de manera continua o discontinua, a tiempo completo o parcial. A partir de agosto de 2024 tendrá que ser remunerado. 

4. Permisos para parejas de hecho: Se equipara el permiso de registro de pareja al permiso de matrimonio, con una duración de 15 días naturales.


5. Reducción de jornada: Se permite una reducción de jornada a aquellas personas que necesiten cuidar directamente de un familiar hasta segundo grado de consanguineidad. Esta medida se amplía al cuidado de los hijos e hijas o personas a cargo menores de 26 años con un cáncer u otra enfermedad grave. 

6. Adaptación de la jornada: Se permite la adaptación de la jornada laboral para los trabajadores y trabajadoras que tengan personas dependientes a su cargo, incluyendo hijos e hijas mayores de 12 años, cónyuge o pareja de hecho, familiares hasta segundo grado de consanguineidad y personas convivientes que no puedan valerse por si mismas. En caso de negativa por parte de la empresa, ésta deberá justificarla. 


7. Trato desfavorable: Se establece que el trato desfavorable dado a hombres o mujeres por el ejercicio de los derechos de conciliación o corresponsabilidad de la vida familiar y laboral es considerado legalmente como discriminación por razón de sexo.

Esperamos que este resumen de las nuevas medidas que han entrado en vigor haya sido útil. Si os ha quedado cualquier duda o queréis más información, no dudéis en poneros en contacto con nosotros.