¿Qué pasa con las personas trabajadoras que no prestan servicios esenciales?

Permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales (RDL 10/2020, de 29 de marzo) 

Con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19, el consejo de ministros se reunió el 28 de marzo para adoptar la siguiente medida, cuyos aspectos más relevantes a saber son: 

Ámbito de aplicación 

Se aplicará a todas las personas trabajadoras por cuenta ajena que presten servicios en empresas o entidades del sector público o privado y cuya actividad no haya sido paralizada como consecuencia de la declaración de estado de alarma establecida por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, salvo aquellas personas trabajadoras que: 

Presten servicios calificados como esenciales, a saber i en términos generales: 

  • Actividades con fines sanitarios 
  • Actividades de abastecimiento 
  • Transporte 
  • Puntos de venta de prensa, así como los medios de telecomunicación. 
  • Asesorías, gestorías, notarias. 
  • Servicios de mantenimiento, reparación y limpieza urgentes. 
  • Administración de Justicia 
  • Se encuentren pendientes o serán objeto de un expediente de regulación temporal de empleo de suspensión, o bien se le ha concedido el mismo a la empresa. 
  • Se encuentran en situación de incapacidad temporal. 
  • Realicen su actividad con normalidad mediante el teletrabajo. 

¿ Qué implica dicho permiso retributivo ? 

Implica que las personas trabajadoras que se encuentran dentro del ámbito de aplicación, entre el 30 de marzo y el 9 de abril de 2020, ambos inclusive, conservarán el derecho a la retribución que les hubiera correspondido de estar prestando servicios con carácter ordinario, incluyendo salario base y complementos salariales, debiendo recuperar las horas no prestadas pero si retribuidas desde el día siguiente a la finalización del Estado de Alarma hasta el 31 de diciembre. 

Importante: En cualquier caso, la recuperación de estas horas no podrá suponer el incumplimiento de los periodos mínimos de descanso diario y semanal previstos en la ley y en el convenio colectivo.